Mantente curioso: Experimenta Miami desde casa

Mantente curioso: Experimenta Miami desde casa 

A medida que nos vamos acomodando a la nueva normalidad, te invitamos a disfrutar del turismo en la nube. Experimenta las vistas y los sonidos de un lugar, sin siquiera salir casa. A continuación, te llevamos a dar un paseo virtual por las calles soleadas de Miami.

Miami es puro placer para los ojos. En un lado de la ciudad, en Miami Beach, las fachadas de las casas son de colores pastel y salpican la arena contra un fondo de agua color aguamarina y cielo azul. Por otro lado, los colores brillantes de La Pequeña Habana (Little Habana) y el deslumbrante arte callejero de Wynwood Walls atraen a miles de turistas amantes de la cultura cada año.

Si anhelas un día soleado en esta Ciudad Mágica, te tenemos cubierto. Aprovecha el tiempo de Zoom o Skype con los amigos  o la familia y ten una fiesta por la tarde llena de música latina o salsa cubana, bocatas cubanos, de arte callejero y prepara el cóctel favorito de Hemingway: el famoso daiquiri.

Comida: un sandwich o bocata cubano

Miami se encuentra a solo 483 km al norte de Cuba, y las calles de La Pequeña Habana (Little Habana), el barrio cubano de la ciudad al oeste del centro de Miami, están llenas de comida, diversión y música latina.

Si dieras un paseo por la tarde, probablemente te detendrías para tomar un helado de café con leche (hecho con café cubano y galletas Oreo) debajo del cartel imperdible del Azúcar Ice Cream Company (Compañía de Helado Azúcar), probablemente antes de que las notas de una guitarra en vivo te llevarán a uno de los bares para el almuerzo.

En el menú de los cafés, encontrarás un cubano, o un bocata cubano, destacado como uno de los platillos que debes probar cuando vayas a Miami. Aunque esta experiencia de La Pequeña Habana (Little Habana) no es posible en este momento, al menos puedes preparar un bocata cubano en casa. Esta versión del clásico combo de jamón y queso probablemente se originó en los cafés de la calle Key West, justo al sur de Miami, y está hecha con carne de cerdo asada, jamón york, queso suizo, encurtidos y mostaza amarilla. Coloca los ingredientes en un pan, antes de usar una prensa de panini o bocata a la parrilla para derretir todos los ingredientes juntos.

Comida: un sandwich o bocata cubano
Comida: un sandwich o bocata cubano

Bebida: un daiquiri especial de Hemingway

Una vez que hayas preparado tu bocata, es hora de tomar tu bebida. Los Daiquiris se pueden encontrar en los menús de bebidas en Miami, complementando perfectamente los veranos chispeantes y las vibraciones playeras de la ciudad. También fueron los favoritos del autor ganador del Premio Nobel Ernest Hemingway, quien pasó muchos años de su vida adulta escribiendo en Key West.

Para hacer un daiquiri especial de Hemingway, agita un poco de ron blanco, zumo de pomelo rosa, licor de marrasquino y limón con hielo, luego vierte la mezcla en una copa de martini fría, adornada con una rodaja de lima. El papa doble difiere de un daiquiri clásico: está hecho sin el jarabe de azúcar y con el doble de ron. Hemingway era, por supuesto, famoso por su inclinación por el alcohol.

Bebida: un daiquiri especial de Hemingway
Bebida: un daiquiri especial de Hemingway

Música: Vanilla Ice, Pitbull y el Club Social de Buena Vista

Para crear más ambiente, combina tu cóctel helado con las canciones de Vanilla Ice, residente de Miami Beach, cuya canción “Ice Ice Baby” fue el primer sencillo de hip-hop de un rapero blanco para encabezar el Billboard Hot 100. Siguiendo con el tema, también puedes tocar MIAMI (Money is a Major Issue), el primer álbum sencillo del rapero nacido y criado en Miami: Pitbull. Su disco fue famoso en toda su ciudad natal cuando se lanzó en 2004.

¿No estás de humor para el hip-hop retro? Toca cualquier cosa del conjunto cubano Buena Vista Social Club (que lleva el nombre del distrito de Buenavista en La Habana).

Arte callejero: los muros de Wynwood

La gente acude al Art Basel de Miami Beach anualmente, pero para experimentar verdaderamente la escena artística de la ciudad, debes visitar las Wynwood Walls, un área que lleva a los mejores artistas de graffiti del mundo a las calles de Miami. La visión del desarrollador de la comunidad estadounidense Tony Goldman era transformar los edificios de almacenes sin ventanas de Wynwood en piezas de arte urbano más grandes del mundo, creando un punto de acceso cultural amigable para los peatones y para los visitantes.

Las paredes cuentan con el trabajo creativo de algunos de los mejores artistas, incluidos Ron English, The London Police, Lady Pink y Aiko. Mira el video de cinco minutos Walls of Change para ver cómo floreció el proyecto y cómo el arte realmente puede revitalizar un lugar.

¿Inspirado? Pasa el resto de la tarde, si es un hobby que acostumbras hacer, pintando para crear tu propia obra maestra. Si tienes el talento, puedes hacer algo lo suficientemente bueno como para colocarco en una pared o, si es posible, en la calle.

Arte callejero: los muros de Wynwood
Arte callejero: los muros de Wynwood

Película: Scarface

Una vez que hayas visto el video sobre las Wynwood Walls, es hora de relajarte con una película. La película criminal de Brian De Palma de 1983, Scarface, fue demasiado controvertida cuando se estrenó por primera vez, pero se ha ganado culto a lo largo de los años.

En el guión de Oliver Stone, vemos a Tony Montana (Al Pacino) llegar a Miami durante la ola delictiva cubana, después de que Fidel Castro abriera el puerto de Mariel a los Estados Unidos. Captando las señales de la guerra contra las drogas en Miami, la trama sigue a Tony mientras construye su propio imperio como traficante de drogas, mientras su avaricia y paranoia se descontrolan.

Se filmaron escenas prominentes de Scarface en Miami: a un miembro de una pandilla le cortan las extremidades con una motosierra en Ocean Drive, y Tony luego pasa una tarde soleada junto a la piscina en el Fontainebleau de Miami Beach. Es una vista espectacular para los ojos de los amantes del Art Deco y captura perfectamente el brillo y la parte no tan bonita del sueño americano.

 

DEJAR COMENTARIO