Andacollo

La Fiesta de la Virgen de Andacollo

La Fiesta de la Virgen de Andacollo es una de las celebraciones religiosas más antiguas de Latinoamérica, constituyendo además una rica tradición cultural que manifiesta la religiosidad popular del país.

En la actualidad la Fiesta de la Virgen de Andacollo se realiza durante el 24, 25 y 26 de diciembre. Esta fiesta es considera la ” fiesta grande”. El día más importante de la Fiesta Grande es el último, pues se conmemora que el 26 de diciembre de 1901 el Vaticano y las autoridades eclesiásticas de el  país, hicieron un reconocimiento a la Virgen de Andacollo por la significativa devoción de sus creyentes y por los milagros que hasta ese entonces había realizado. Este reconocimiento se manifestó con la coronación de la imagen de la Virgen de Andacollo, con una corona de oro.

Para festejar estos días los bailes tradicionales ocupan un lugar protagonista en la fiesta de la Virgen de Andacollo, específicamente los bailes de Chinos, Turbantes y Danzantes.
De éstos, los Bailes Chinos son los más antiguos, se estima que surgieron como forma de adoración a la primera imagen de la Virgen, entre 1585 y 1590. Para bailar utilizan vestimenta de minero; ojotas, camisa blanca, faja, gorro alargado, entre otras prendas. Las danzas son de origen indígena, con movimientos lentos y monótonos, al ritmo de tamborcitos y pitos de caña, denominados pitos chinos. El término “chino”, usado para denominar a estos danzantes, podría provenir de un vocablo quechua que significaría india, indio o mestizos dedicados  al servicio doméstico, por lo que se traduce muchas veces como sirviente. Sin embargo, a inicios del siglo XVIII, los chinos estaban incurriendo en algunos excesos y comportamientos considerados inmorales y no apropiados para este tipo de festividad.
Como respuesta a esta inadecuada actitud, en 1752 nació una nueva comparsa “Los Turbantes de la Serena”. Su vestimenta es considerada lujosa,   está constituida por un uniforme blanco (pantalón, chaleco y zapatos) y un particular gorro en forma de bonete o cucurucho, de cuya punta cuelgan hasta la espalda, flecos y cintas de colores. Se cree que debido a este gorro recibieron el nombre de “Turbantes”. Utilizan guitarras, acordeones,  triángulos, tambores y pitos para desarrollar un baile ágil y rápido, opuesto al baile de los Chinos.
Finalmente en el año 1798 surgen “Los Danzantes”, quienes se constituyeron en la Estancia de Cutún. La vestimenta de los Danzantes es más colorida, adornada con lentejuelas y espejitos. Usualmente los pantalones y chalecos son de color rojo, azul y  verde. Utilizan los mismos instrumentos musicales que los Turbantes, pero su danza es más alegre, con saltos pronunciados y zapateo.
Al transcurrir los años se han agregado otros bailes y ritmos, sin embargo, se considera a los bailes Chinos, Turbantes y Danzantes, como los originales, tradicionales y más antiguos de la festividad de la Virgen de Andacollo.
Si desea visitar la Fiesta de la Virgen de Andacollo, visite nuestra web y le haremos un presupuesto a medida.