9 cosas que puedes hacer al visitar Perú

9 cosas que puedes hacer al visitar Perú

Visitar Perú no solo es ir a Machu Picchu. Hay mucho más por hacer que solo conocer esta magnífica ciudadela inca. Aquí te mencionamos algunas actividades para que puedas comenzar a planear tu viaje. 

1. Explora el verdadero Amazonas

Perú es donde comienza el Amazonas, en Carhuasanta, antes de descender por los Andes y hacia la cuenca, al otro lado del Amazonas. Por lo tanto, Perú es el único país sudamericano donde podrás experimentar cada una de sus diferentes facetas.

La parte peruana de la selva amazónica es posiblemente la sección más diversa y prolífica de todas. Y el Parque Nacional del Manu es una de las áreas con mayor biodiversidad de todo el mundo, con al menos 1,000 aves y más de 200 especies de mamíferos. 

Además conocerás los caimanes y las canoas de remo a lo largo de tranquilas vías fluviales, arrulladas por la sinfonía verde de la jungla que lo abarca todo. Aquí podrás explorar el río en bote y obtener una visión más profunda de la jungla y su gente, ayudando en un proyecto de voluntariado.

2. Encuentra el camino a Machu Picchu

No necesitas que te convenzan para visitar las ruinas incas de Machu Picchu. Una caminata a lo largo de un antiguo camino entre montañas que se elevan para llegar a una ciudad secreta: el Camino Inca es uno de los recorridos más preciados. 

Pero probablemente será complicado elegir por ti mismo las distintas formas que existen para llegar a Machu Picchu. Podrías caminar por el Camino Inca. Esta inolvidable caminata de cuatro días es una de las más grandes del mundo, sobre escaleras de piedra, pasar pueblos desiertos y campos en terrazas de las laderas andinas. Pero ten cuidado: los números son limitados.

Si es demasiado tarde para reservar un lugar, prueba otra alternativa más popular, el tren de Choquequirao. O caminar por el comúnmente llamado “el sendero de la gente”.

Si buscas algo completamente diferente, ¿Por qué no montar el Salkantay Trek? Más alto y es un recorrido más largo, carece de las ruinas incas del sendero clásico,, pero tiene un paisaje asombroso, donde podrás atravesar 15 ecosistemas. Lo puedes también probar a caballo. Además podrás trotar a la cima del Camino Inca alternativo para tener una visita a Machu Picchu alejándote de las multitudes.

Encuentra el camino a Machu Picchu
Encuentra el camino a Machu Picchu

3. Atrévete a probar sus platillos típicos 

Desde el cuy asado hasta las patatas más picantes del mundo, la cocina de Perú no es para los pusilánimes, pero la fortuna favorece a los valientes.

El Cuy (conejillo de indias) es la experiencia de sabor más notoria de Perú. Lo puedes encontrar más fácilmente en los pueblos de las tierras altas como Cusco y el valle de Urubamba. En el exterior de la plaza principal, busca en las calles secundarias esta delicia de platillo para vivir una experiencia más auténtica.

Si la carne es lo tuyo pero no puedes soportar el conejillo de Indias, entonces dirígete a Arequipa. Sentado a la sombra del volcán El Misti, la piedra sillar de la montaña es omnipresente en el casco antiguo.

Las patatas se han cultivado en los Andes durante 10,000 años e incluso hoy en día, se ofrecen 3,800 tipos diferentes.

En los últimos años, Perú se ha convertido en un destino gastronómico único. Desde la costa hasta la capital, desde las tierras altas hasta la jungla, los jóvenes chefs están creando algunos de los platillos más emocionantes y sabrosos del planeta.

4. Aprovecha al máximo Lima

La mayoría de los viajeros son atraídos irresistiblemente a los centros turísticos de Cusco y Arequipa, los encantos de la capital, Lima, a menudo se pasan por alto. Con la costa, las montañas y la jungla a solo unas horas, Lima ofrece un respiro y alternativas emocionantes a las multitudes sofocantes y los viajes en autobús que lo esperan a lo largo del Camino Gringo.

Lunahuana ofrece rafting y viñedos. Los edificios de adobe de Tarma se remontan a la época precolombina, tienes muy cerca la jungla y la cueva más profunda de Sudamérica.

Si te quedas atascado en la capital, no te desesperes. Hay muchas cosas que hacer de forma gratuita. Todos los martes, jueves, viernes y sábados puedes unirte a un recorrido de 90 minutos por la ciudad colonial incluida en la lista de la UNESCO. No se requiere reservar, sólo presentarse en Plaza Perú que se encuentra junto a la pequeña fuente.

Aprovecha al máximo Lima
Aprovecha al máximo Lima

5. Pasa un día con los cóndores

El extremo sur del Perú es una tierra de momias de hielo, volcanes brumosos y la fuente del Amazonas. También encontrarás uno de los cañones más profundos del mundo, el Colca, donde poderosos cóndores gobiernan la percha.

Dirígete al mirador Cruz del Cóndor. Este es el mejor lugar para observar a estas majestuosas aves cabalgando en las aguas termales de la mañana. Observa cómo se deslizan, giran, bucean y trepan, elevándose sobre su cabeza antes de descender gradualmente a lo largo del cañón, desapareciendo de la vista.

6. Camina y escala cada montaña

Los picos nevados de la Cordillera Huayhuash presentan algunas de las experiencias de montañismo más desafiantes y remotas del mundo. La caminata a un campamento base es suficiente para la mayoría, pero las vistas incluso desde esa parte son inolvidables.

O recorrer la clásica caminata de la Cordillera Blanca: Llanganuco a Santa Cruz. Es increíblemente hermoso, un sendero que sigue un río cayendo, sinuoso, hacia arriba a través de una variedad de paisajes. Una vista ininterrumpida a la pirámide escarpada blanca de Taulliraju será tu recompensa final.  A menos que decidas saborear un vino chileno desde el balcón de un hotel en Huaraz, por supuesto observando la luz cambiante de los Montes Huascarán y Huandoy.

Camina y escala cada montaña
Camina y escala cada montaña

7. Descubre el otro lado del Cusco

Con Macchu Picchu y el Camino Inca justo sobre las colinas, la mayoría de los viajeros se sienten tentados a salir de Cusco lo antes posible. Pero para el visitante paciente preparado para extender su estadía por un día o dos, esta impresionante ciudad colonial revela aún más sus encantos.

Una entrada turística del Cusco da acceso a 15 sitios históricos clave. Luego, podrás dirigirte a Sacsayhuamán, con vista a la ciudad, y caminar de regreso a Cusco a través del barrio de San Blas, el barrio artesanal, con sus galerías y boutiques.

Luego dirígete al Valle Sagrado, el valle del río Urubamba, donde puedes visitar los sitios históricos incas de Pisac, Ollantaytambo y Chinchero. Si es martes, jueves o domingo, visita el mercado de Chinchero (que no es tan turístico como el más famoso mercado de Pisac) y la cooperativa textil adyacente para ir de compras. Las salinas pre-incas, o salineras, de Maras también merecen una visita.

Descubre el otro lado del Cusco
Descubre el otro lado del Cusco

8. Pon tu cabeza en las nubes

Fueron los incas quienes primero llamaron al Chachapoyan la ‘gente de las nubes’ y su guarida en la cima de la montaña, envuelta en niebla y cubierta de espesa jungla, que es sacada directamente de una película de Indiana Jones.

Los Chachapoyan han dejado una impresionante colección de sofisticadas fortificaciones en la cima de una colina y restos de casas redondas, pero es la forma en que preservaron cuidadosamente a sus muertos lo que ha intrigado tanto a los arqueólogos como a los viajeros. 

Se han encontrado varios escondites de momias en lugares extraordinariamente inaccesibles, en lo alto de los acantilados y en las bóvedas subterráneas. Solo asegúrate de meter a la maleta unas buenas zapatillas y un machete.

Nazca
Nazca

9. Leer entre las líneas (Nazca)

Las líneas de Nazca son enormes e intrincados dibujos grabados en el árido paisaje del desierto costero de Perú, a unos 400 km al sur de Lima. Enigmáticas y misteriosas, las figuras de personas y animales grabadas en el polvo del desierto han desconcertado durante mucho tiempo a los expertos.

Se cree que la gente de Nazca creó las líneas. Son anteriores a los incas por hasta 2,000 años, pero el ambiente extremo de Nazca ha minimizado la erosión y ha ayudado a mantener las líneas intactas. Haz un recorrido aéreo por el sitio.

¿Quieres conocer una de las mejores partes de Perú? Sigue leyendo por aquí.

DEJAR COMENTARIO